4 tips para empezar a llevar un vida más consciente.

Mar con plástico y peces nadando

Empezar a llevar un vida más consciente puede asustar a más de uno. Yo por ejemplo, empecé mi cambio con muchas reservas y temor de tener que hacer cambios extremos a mi estilo de vida. Ahora viendo unos años atrás, me doy cuenta que muchos de estos “obstáculos” eran solo falsas ideas en mi cabeza basadas en desinformación e ignorancia. Pero ¿cómo empecé a tomar acción? Aquí les cuento sobre 4 puntos que me ayudaron a empezar y a mantener una vida más consciente.

 

No hay ambientalista perfecto. Busca las herramientas y métodos necesarios que te funcionen a ti para empezar a hacer parte del cambio. 


1. Aprender:

Suena básico, pero me impresionó lo poco que conocía sobre la sostenibilidad, el medio ambiente y lo que yo podía hacer. Como muchos, solo conocía lo más elemental: la importancia de reducir el consumo de agua, utilizar la menor cantidad de energía posible, separar mis desechos (en ese entonces conocía de su importancia pero no lo practicaba), entre otros. Luego de leer más sobre el medio ambiente y sus problemáticas, me di cuenta de un mundo sin fin de posibilidades para tomar acción. Desde acciones pequeñas en casa hasta grandes acciones en corporaciones y gobiernos, todos podemos aportar algo. 

Recuerda en que el internet es un mar de información, así como puedes encontrar información muy valiosa, también la desinformación y noticias falsas abundan. Es importante que seas capaz de filtrar y corroborar la información a medida que vas aprendiendo. 

Aquí te dejo algunos de las fuentes que me ayudaron a conocer un poco más:

https://www.nrdc.org/es/stories/plasticos-solo-uso-101

https://www.unep.org/interactive/beat-plastic-pollution/

https://sustainablefisheries-uw.org/seafood-101-es/el-impacto-ambiental-de-los-alimentos/

https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/

https://www.un.org/es/actnow/facts-and-figures

https://www.ewg.org/research/pollution-people

 

2. Pequeños cambios, llegan lejos:

Antes de iniciar este camino de la sostenibilidad, muchas personas me decían que la única manera de realmente generar un impacto positivo era haciendo acciones grandes. Si bien es cierto que entre más grande sea la acción, mayor el impacto, no significa que pequeñas acciones desde la casa no tengan valor. Pequeñas acciones en masa pueden generar un impacto gigante. En mi caso, empecé por intentar reducir mi consumo de plástico de un solo uso. Reemplacé los pitillos plásticos por unos reutilizables, cambié mi cepillo de dientes plástico por uno de bambú, entre otros. 

No hay ambientalista perfecto. Busca las herramientas y métodos necesarios que te funcionen a ti para empezar a hacer parte del cambio. Empieza con esas acciones que no requieren de un cambio drástico en tu rutina o estilo de vida. 

 

3. Productos ecológicos y naturales:

A medida que fui conociendo más sobre este estilo de vida consciente, empecé a cambiar los productos de cuidado personal y de hogar convencionales por unos más sostenibles. No solo por generar un impacto positivo en el ambiente, sino también por mi salud. Muchos productos convencionales contienen muchos químicos tóxicos nocivos para la salud. 

De una manera un poco en contra vía a la que normalmente recomiendo empezar a hacer el cambio (de forma lenta y poco drástica), decidí saltar al agua y hacer uno de los cambios más difíciles para mí: reemplazar mi desodorante por uno natural. Si bien tuve un tiempo en donde no me sentía cómodo con mi nuevo desodorante, hoy en día no volvería a usar un desodorante “convencional”. (En este video les cuento más sobre mi historia)

Luego de esto, me di cuenta que era capaz de hacer cambios usando otros productos ecológicos, como el jabón de manos natural, crema, hidratante de labios, jabón para ropa, detergentes en la casa y más. 

4. Construye sobre lo construido:

Como dicho anteriormente, pequeñas acciones en masa pueden generar un gran impacto. Por eso soy fiel creyente de que para mantener una vida más consciente, es bueno seguir buscando nuevas maneras de aportar al medio ambiente. 

¿No sabes cuáles? Estás son alguna ideas:

  • Reemplaza más productos convencionales por productos naturales y ecológicos. 
  • Dale la oportunidad a empezar esas acciones grandes que no hiciste en un principio por temor. 
  • Dale una segunda vida a tus envases, ropa y elementos de casa. 
  • Reduce tus desechos. 
  • Separa tus desechos de forma correcta.
  • Compra menos. Asegúrate de comprar esas cosas que son realmente necesarias. Aunque compres productos sostenibles, todo producto es eventualmente un desecho. 
  • Compra ropa de segunda mano. 
  • Toma duchas más cortas.
  • Apoya la industria local.
  • Reduce tu consumo de carnes rojas.
  • Evita usar plástico de un solo uso.

Y si eres más aventurero:

  • Toma acción en tu gobierno local. 
  • Apoya fundaciones.
  • Invita a amigos a ser parte del cambio.
  • Elimina tu consumo de carnes. 

 

Espero que estos 4 tips te ayuden a empezar a tomar acción. En Galia buscamos crecer todos juntos, por lo cual si tienes preguntas no dudes en escribirnos por instagram, WhatsApp o correo electrónico. 

 

Autor: Nicolás Barrera Castañeda